BARRERAS A LA INVESTIGACIÓN

La investigación en general, y la investigación en enfermedades raras en particular, depende en gran medida de la financiación pública. Los investigadores que trabajan en los problemas más elementales, que no son de interés para las grandes farmaceuticas, dependen de esta financiación para sufragar sus gastos y su día a día.  Pero no sólo la financiación es un problema, hay otros:

  • falta de apoyo y estímulos

  • mejor gestión de la investigación

  • eliminar las trabas burocráticas

  • mejorar los salarios de los investigadores, sobre todos los jóvenes

Hay unas 6.000 enfermedades que afectan directamente a 3 millones de pacientes en España e indirectamente, sus familiares, a unos 15. Una de estas enfermedades es el glioblastoma multiforme, un cáncer cerebral primario de alta mortalidad que afecta a unas 1.300 personas al año.

¿Qué podemos hacer?

Entre las enfermedades raras,  las hay muy desconocidas con largos periodos de diagnóstico, otras sin tratamientos conocidos, otras con altísima mortalidad… Todas necesitan una investigación básica de la que carecen.

Así las cosas, los fondos para la investigación han de venir de otras vías:  las asociaciones de afectados, las fundaciones y, sobre todo, el Estado a través de la Ley de Presupuesto.

Mientras que la actuación de las asociaciones de afectados y fundaciones son adecuadas y deben continuar adelante, las que se refieren a las del Estado tienen que mejorar, una forma es a través de la elaboración la Ley de Presupuestos y la Ley de la Ciencia.

Necesitamos Políticos de Confianza, que se deban a sus votantes primero, si queremos que desaparezcan estas barreras a la investigación de las leyes y el sistema.

Share This Post

Por un cambio en el sistema

Necesitamos políticos de confianza, también para elimar las barreras para la investigación

AYÚDANOS